Pronóstico del tiempo en Buenos Aires: ¿cómo estará el fin de semana del 25 de noviembre?

Finalmente, llegó el infierno tan temido. Se viene la primera artillería estival, como si el verano probara su poder de fuego antes de estrenarse en la ciudad. Por suerte, las mínimas nos separarán de un escenario peligroso. Es que, al fin y al cabo, si la temperatura nocturna desciende y se puede dormir, el calor extremo vespertino es mucho más fácil de sobrellevar. Tampoco nos levantaremos fastidiosos por tanto calor al amanecer, pero recuerden que se vienen días sofocantes que tendrán a todos de muy mal humor y es posible que se crucen con mucha gente con los pájaros volados. Es que si bien algunos lo podrán disfrutar, se vienen días adversos que confirmarán la subjetividad de la apreciación de las condiciones atmosféricas. Paradójicamente, hoy tendremos un día de sol con 35°C y eso representarán pésimas condiciones meteorológicas.

Jueves: el piso es lava

Comienza una jornada que someterá al calor extremo a todos aquellos que deban andar por la calle durante el día, ya sea porque les toca trabajar al aire libre o porque tienen alguna actividad a la intemperie. De todos modos, la mañana nos hace precio como para no empezar el día acalorados y la jornada comienza con 19°C de salida, cielo algo nublado y viento leve del noreste. A media mañana, la temperatura se dispara hacia una jornada de calor sin atenuantes, lo de hoy puede ser agobiante en una tarde de sol con el mercurio por encima de los 35°C. Algunos modelos marcan un poco menos de calor y ojalá las actualizaciones moderen el escenario de altas temperaturas vespertinas, aunque -grado más, grado menos- vamos rumbo a una tarde incómoda para el trabajador de a pie. Afortunadamente, al atardecer rota la veleta para anunciar una breve intromisión de aire fresco desde el río y permitir un descenso de temperatura nocturno con el mercurio cerrando en 26°C. Pese a esto, hoy se duerme con el ventilador prendido.

Cuándo es el Black Friday y cómo ahorrar en las ofertas

Viernes: otra tarde sofocante

Para mañana, se espera otra jornada de calor extremo vespertino, aunque la mínima nos sigue dando un respiro. En este caso, con 20°C de salida, en una mañana con viento moderado desde el este y cielo parcialmente nublado. Después, se correrán las nubes para que el sol apuntale al mercurio rumbo a otra tarde de calor fuerte, con una máxima de 34°C que moldeará otra jornada difícil para todo aquel al que le toque caminar por el cemento porteño. La noche traería una nueva rotación de viento para un cierre en 27°C en un ambiente estable para los que quieran salir.

Sábado: tarde de pileta

Se empieza a configurar un fin de semana de pileta que comienza con un sábado caluroso, con 22°C de mínima, una mañana con cielo mayormente despejado y viento del noreste. La tarde volverá a mostrar una nueva corrida térmica con el mercurio disparándose hasta 35°C, lo que le da forma a otra jornada de mucho calor. Claro que al estar enmarcado en el fin de semana, mucha más gente podría disfrutarlo en vez de padecerlo. Pero atención a la hora de planificar actividad al aire libre: exponerse a tan alta temperatura puede ser peligroso. Tras este escenario, la noche se vuelve a apiadar de nosotros, con un nuevo giro de veleta que hace que el viento del este favorezca el descenso de temperatura nocturno.

Domingo: afloja el calor

La jornada dominical mantendrá el viento norte durante toda la mañana, pero traerá aire desde el este hacia el mediodía, lo que serviría para pinchar un poco al termómetro. Lo mismo sucederá con la nubosidad, que será útil para tapar el sol. De todas formas, iremos hacia otra tarde de calor -aunque no tan sofocante como las anteriores-, con el mercurio rebasando los 32°C. Así, el domingo se tomaría revancha de sus dos ediciones pasadas en las que hubo lluvias y poco sol.

Horóscopo: ¿qué dice tu ascendente para hoy y el fin de semana del 25 de noviembre?

Spoiler alert

El lunes mantendrá el calor, pero sin impronta agobiante, en una jornada con cielo parcialmente nublado y máxima de 32°C. En tanto, el martes dominaría el viento este, con 30°C de máxima, y el miércoles será el día tan esperado: llegará el aire fresco y podría anunciarse con precipitaciones aisladas. El viento frío soplará todo el jueves y el viernes; y de esta manera, se dará por terminado el episodio de altas temperaturas.

Eso es todo, amigos y amigas. No subestimen el escenario de hoy y de los próximos días porque, si bien las mínimas impedirán que entremos en una ola de calor, se vienen un par de jornadas espantosas, aunque lo bueno es que algunos días de altas temperaturas caerán en fin de semana. El verano empieza a entrometerse, muestra su poder de fuego y nos recuerda que ya está a la vuelta de la esquina.

¡Hasta la semana que viene!

@JopoAngeli

Deja una respuesta

Generated by Feedzy