Moroni se defendió de las críticas de La Cámpora y dijo que “es difícil recuperar salarios con la inflación tan alta”

Tras las críticas a su gestión que le propinaron desde la agrupación La Cámpora, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aprovechó el escenario de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados para responder, con cifras, al “fuego amigo” de sus aliados en el oficialismo. Si bien no aludió a esos cuestionamientos, tácitamente sus dardos parecieron dirigidos a sus detractores dentro del kirchnerismo quienes, en la voz del ministro bonaerense Andrés Larroque, le reprocharon que “hay un déficit en la gestión” de su cartera. En su contraataque, el funcionario cercano al presidente Alberto Fernández advirtió que “es difícil recuperar los salarios cuando la inflación es tan alta”.

Zabaleta denunció que las alimenticias no le venden al Estado y se quejó por sus niveles de ganancia

Verborrágico y sin disimular cierto tono de fastidio, Moroni destacó el récord de convenios colectivos homologados en lo que va de 2022 y enfatizó que, como saldo de dichas negociaciones, los salarios del sector privado registrado superaron a la inflación.

“Hasta ahora se homologaron 2700 convenios colectivos: es la mayor cantidad de homologaciones que ha existido en el Ministerio de Trabajo. No tenemos otro antecedente ni cercano, esto significaron más de 10.000 audiencias de negociaciones paritarias”, remarcó el ministro. “Las reaperturas de las paritarias son permanentes, no se niega una negociación paritaria a nadie”, enfatizó.

“Con una inflación acumulada hasta julio/agosto, del 56,4%, el promedio de alzas salariales fue del 57,1%. Frente a un fenómeno de inflaciones altas e impredecibles como la de los últimos meses, la negociación colectiva fue ajustando los salarios con la inflación”, insistió.

El ministro, no obstante, admitió las dificultades para recuperar el valor adquisitivo del salario con el avance de la inflación. “Nos encantaría recuperar los 20 puntos de salario que se perdieron con la pandemia, pero la Argentina fue el que menos salario perdió en la región y en el mundo. Estamos con un problema inflacionario severo, pero la pandemia existió, perdimos muy poco empleo y solo tres puntos de ingreso real”, sostuvo.

En la sala de la Comisión de Presupuesto apenas media docena de diputados del Frente de Todos estaba presente para escuchar a Moroni; de ellos, ninguno de La Cámpora, aunque sí estaba presente el jefe de la bancada oficialista, Germán Martínez, que elogió la gestión del funcionario.

En el kirchnerismo, sin embargo, son cada vez más fuertes las voces que apuntan contra Moroni, un hombre del riñón del presidente Fernández. Las críticas se agudizaron con el conflicto que se desató en el sector de los neumáticos que tuvo en vilo al sector y a la industria automotriz durante varias semanas.

El kirchnerista Larroque puso en palabras estos cuestionamientos. “Estamos viviendo una situación muy delicada, de ninguna manera los enemigos pueden ser los trabajadores y las trabajadoras”, sostuvo en declaraciones radiales. Y agregó: “A veces nos precipitamos sobre los sectores más débiles y terminamos siendo demasiado complacientes con los factores de poder”, deslizó, aunque sin hacer mención directa a Moroni.

En declaraciones radiales, Larroque agregó: “Está claro que si las cosas se prolongan por tanto tiempo y después se termina comprobando que con dedicación, actitud y voluntad política se puede resolver, creo que estamos viviendo una situación muy delicada y que de ninguna manera los enemigos pueden ser los trabajadores y las trabajadoras”.

El diputado Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda, se encargó de replicar estas críticas durante la reunión de la Comisión de Presupuesto. “¿Por qué el ministerio a su cargo no intervino y dejó correr 5 meses el conflicto en el sector de los neumáticos? No hizo más que favorecer a las patronales salvajes”, espetó Del Caño.

“En un sistema democrático no existe el arbitraje obligatorio del Estado; eso fue propio de los gobiernos de la dictadura –respondió Moroni-. En democracia, el modo solución de los conflictos es por medio de la negociación entre las partes. En el conflicto del sector de los neumáticos tuvimos 36 audiencias en las cuales yo participé de varias y terminamos con un apretón con Alejandro Crespo (titular del gremio). En democracia a veces los conflictos son largos. Pensar en soluciones mágicas no corresponde.”

Deja una respuesta

Generated by Feedzy