Los miembros de Omega X se convierten en emblema de la lucha contra los contratos abusivos en el mundo del kpop

Las bandas kpop generan millones y millones de dólares. El que inicialmente era un fenómeno local, pronto se convirtió en un boom mundial y muchos artistas pertenecientes a ese rubro, se convirtieron en marcas de enormes ganancias. Pero detrás de eso, se esconde un negocio en el que los músicos quedan atrapados en contratos leoninos, y los once miembros del grupo Omega X decidieron llevar adelante un proceso judicial con el fin de desvincularse de una situación de abuso legal, que los une a la agencia Spire Entertainment. Esa disputa podría sentar un precedente, y cambiar las reglas del juego en lo referido al mundo del kpop.

El germen del choque entre los integrantes de Omega X y su agencia, comenzó el pasado 23 de octubre, durante un tour en la ciudad de Los Ángeles. En esa oportunidad, varios fans de la banda publicaron en Twitter diversos comentarios, en los que aseguraban haber sido testigos sobre cómo Kang Seong-hee, una de las ejecutivas más importantes de Spire Entertainment, maltrataba verbalmente a todos los miembros de Omega X, llegando a empujar y tirar al piso a uno de ellos. La mujer pronto fue desvinculada de su trabajo, pero eso abrió la puerta a un sinfín de voces anónimas en la industria que aseguraron que esa clase de episodios son normales entre lo miembros de una agencia de talentos, y los músicos del kpop. Se habla de contratos abusivos por varios años, explotaciones de todo tipo, giras interminables y unos porcentajes de ganancia ínfimos para los artistas, y enormes para los representantes.

“The reason why we had to endure It was because of the fear that the last chance would disappear again. It was a second time for all of us to try again and we didn’t want to waste this early” + #PROTECTOMEGAX #OMEGA_X #오메가엑스 pic.twitter.com/QKxpINeFvs

— 제현 (@j6hyun) November 16, 2022

En un artículo publicado en The New York Times, salen a la luz algunos casos de músicos que confesaron no haberse animado a denunciar el infierno que vivían con su agencia de talentos, y que solo algunos pudieron denunciar públicamente las abusivas condiciones laborales a las que encontraban sometidos, pero solo cuando su contrato estaba terminado. En ese sentido, la cantante Heo Min-sun confesó en una oportunidad que su agencia la obligaba a llevar a cabo dietas de todo tipo, y que tenía terminantemente prohibido asistir a fiestas o reuniones sociales sin el permiso correspondiente. Esas cláusulas llegaban al punto de no ser permitirle ni siquiera hacer nuevos amigos.

Con respecto a Omega X, su futuro resulta un verdadero interrogante. Luego del episodio sucedido en Los Ángeles, y nuevamente en su país, los miembro del grupo abrieron una cuenta de Instagram (una acción totalmente prohibida sin el permiso de su agencia), y se animaron a hablar en televisión sobre los presuntos abusados cometidos contra ellos. Según manifestaron sus representantes legales, el objetivo de la banda no es necesariamente el de iniciar acciones contra Spire Entertainment, sino más bien ejercer presión legal y ganarse el apoyo del público, para lograr que su agencia rompa el contrato con ellos.

Por lo pronto, el caso ya está en manos de la justicia de Corea del Sur, y la banda está a la espera del fallo que podría liberarlos de su contrato. Y mientras desde Spire Entertainment insisten con que las acusaciones son falsas, lo cierto es que son muchas las bandas kpop que están muy atentas a la resolución de este enfrentamiento, que puede significar un antes y un después en una industria que desde hace años, se encuentra en ascenso a nivel mundial.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy