Homicidio en Kansas. Amazon Alexa: el dispositivo que podría ser la clave para saber cómo mataron a Camila Behrensen y a su amigo

Un dispositivo digital podría ser la llave que abra el camino para resolver los asesinatos de la estudiante argentina Camila Behrensen y su compañero de estudios, el chileno Pablo Guzmán Palma, cuyos cadáveres fueron hallados dentro del departamento que compartían en la ciudad norteamericana de Kansas, luego de un incendio que habría sido provocado intencionalmente para ocultar el doble crimen.

Los investigadores de la Unidad de Homicidios del Departamento de Policía de Kansas City (KCPD) solicitaron a la Justicia del condado de Jackson, órdenes para procurar el acceso de la información almacenada en la “nube” por el dispositivo Amazon Alexa hallado en el apartamento que compartían los estudiantes de posgrado de biotecnología en el Instituto Stowers de Investigación Médica, de la Universidad de Misuri.

Alexa es un asistente virtual que se activa mediante la voz del usuario y puede programarse tanto para que dé respuestas instantáneas sobre estado del clima y del tránsito como para, eventualmente, controlar otros dispositivos del hogar, como sistemas de luces. La policía tiene la hipótesis de que el asesino estuvo un buen tiempo en el departamento del 4100 de Oak Street, en la zona de Midtown-Wesport de Kansas City. Especulan, en consecuencia, que su voz podría haber sido registrada por el aparato.

”Este dispositivo se activa por voz y responde a la comunicación de voz dentro de los límites de la residencia”, escribió un detective de Kansas City en la solicitud de orden, según informó el diario local Kansas City Star. ”Los detectives creen que, según la evidencia física en la escena, el sospechoso pasó una cantidad considerable de tiempo” en el lugar donde se llevó a cabo el crimen, expresó uno de los voceros de la KCPD.

Registro de cámaras

En tanto, la Policía de Kansas también recurrió a la población de esa ciudad del centro de los Estados Unidos para obtener pruebas que permitan identificar al o los asesinos de la licenciada en Biotecnología nacida hace 24 años en Buenos Aires –hija del periodista Ernesto Behrensen, ex director de la agencia DyN y asesor de comunicación institucional del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño– y Guzmán Palma, de 25.

Concretamente, emitieron un comunicado en el que solicitaron públicamente a los vecinos de Midtown-Wesport que aporten imágenes de cámaras de seguridad en procura de obtener datos sobre lo ocurrido. Incluso ofrecieron una recompensa de 25 mil dólares para quienes acerque datos que permitan detener a los responsables.

We are requesting the public’s assistance with our homicide investigation in the 4100 block of Oak.

We are asking any homeowners/tenants with video surveillance who live in the area to contact our detectives. Please see the attached map …

1/3 pic.twitter.com/ZUhUsWLH7F

— kcpolice (@kcpolice) October 4, 2022

La policía circunscribió el área de interés a un polígono de unas diez hectáreas comprendido por las calles 41 y 43, y la calle McGee y Gillham Road. Más puntualmente, a quienes tengan registros de imágenes de vigilancia en video o foto en el horario entre las 22.30 del viernes 30 de septiembre y las 5 del sábado 1° de octubre.

Asistencia consular

Por su parte, el canciller argentino, Santiago Cafiero, manifestó hoy a la agencia de noticias Télam su “pesar” ante lo ocurrido y pidió el “rápido esclarecimiento” del hecho.

El ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto confirmó que la Cancillería, a través de la Dirección General de Asuntos Consulares, brinda asistencia personal con la cónsul general de Chicago, Beatriz Vivas, a los familiares de Camila Behrensen, que ya se encuentran en Kansas City.

Camila era la mayor de las tres hijas del matrimonio de Laura Gómez y el periodista Ernesto Behrensen, exjefe de noticias de la agencia DyN, y asesor de comunicación institucional del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

El padre de la víctima recibió la noche del domingo el llamado de la policía de Kansas en el que se le informó de la terrible noticias. “Estamos devastados”, dijo a LA NACION un allegado a la familia.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy