El Pulga Rodríguez pidió rescindir el contrato luego del apriete de la barrabrava de Colón y el presidente Vignatti dijo: “Acá hay que despojarse la hipocresía”

El plantel de Colón de Santa Fe se entrenó este jueves con custodia policial debido a la presencia de barrabravas en la práctica del martes pasado, que derivó en la suspensión de los trabajos de la víspera, en tanto el presidente José Vignatti pidió “despojarse de hipocresía” respecto del accionar de los hinchas violentos en el fútbol. Y Luis Pulga Rodríguez les pidió a los dirigentes rescindir el contrato.

“Está tomada la decisión. No importa si tiene contrato. Esta es una situación que hace que se pueda rescindir. Es una vergüenza lo que pasó, es patético. Había un dirigente en la práctica cuando pasó. Pulga se va a ir en diciembre… Termina el campeonato y la decisión es irse. Esto no lo soporta nadie”, dijo Norberto San Juan, representante del Pulga Rodríguez. Pero fue más allá y acusó al club Colón como responsable de esta situación: “A nadie le gustaría que le pase y nadie puede jugar en estas condiciones. La familia está primero. El Pulga Rodríguez está pasando un momento malísimo. Va cumplir con estos siete partidos y la decisión es rescindir su contrato, porque se llegó a un límite. El único responsable es el club. No hay que seguir encubriendo”.

Antes de este regreso luego de su paso fugaz por Gimnasia, e Pulga había jugado 62 partidos en el conjunto sabalero, marcó 25 goles y efectuó 18 asistencias. Fue el jugador que más participó en los goles de Colón en la disputa de la Copa de la Liga Profesional, el primer trofeo conquistado por Colón en su historia de 116 años.

Tras perder con Talleres 2-0 en Córdoba, en la última fecha, el Pulga Rodríguez había sido autocrítico a la hora de declarar: “Hay que apretar los dientes y seguir, ya no hay más excusas ni palabras, de esta manera no podemos salir, tenemos que ser autocríticos, mirar hacia adentro, cerrar el o… y seguir laburando”. Pero los hechos de público conocimiento de este martes terminaron por colmar la paciencia del experimentado delantero.

En la vuelta a los entrenamientos, tras la derrota ante Talleres por 2-0, cerca de 30 barras de Colón se acercaron al Predio 4 de junio para exigirles a los jugadores dinero y camisetas, utilizando el mal momento futbolístico como una excusa para esto. Días atrás habían colgado banderas en contra del plantel y la dirigencia: “Con Colón no se jode”.

Se adelantaría el partido

Por otra parte, el director provincial de Prevención y Seguridad en Espectáculos Deportivos y Eventos Masivos, Marcos Romero, informó que la cartera de Seguridad santafesina le pidió a la AFA que el partido ante Argentinos Juniors, previsto para el lunes a las 21.30, se adelante para las 17 del mismo día. El funcionario detalló que el operativo policial tendrá 470 policías y que se le solicitó a Colón que los jugadores locales lleguen y se retiren del estadio en un micro y no en sus vehículos particulares para facilitar su custodia, según consignó un cable de la agencia Télam.

pic.twitter.com/mz7kMpasdz

— Club Atlético Colón ⭐ (@ColonOficial) September 23, 2022

Mientras los jugadores volvieron a las prácticas esta mañana en el predio “4 de Junio” a las órdenes del técnico Adrián Marini, Vignatti se reunió con el ministro de Seguridad de la provincia, Rubén Rimoldi, tras lo cual dijo que respecto de la violencia en el fútbol “hay que despojarse de hipocresía”. ”Acá hay que despojarse de hipocresía. Todo el que rodea al fútbol sabe cómo nosotros (los dirigentes) estamos ahí en el límite, y queremos hacer respetar y respetamos todas las instrucciones que nos dan las autoridades”, sostuvo Vignatti al ser consultado sobre una supuesta connivencia dirigencial con los barras.

En declaraciones realizadas a la salida de la sede del Ministerio de Seguridad, el titular “sabalero” añadió que “no somos Robin Hood ni nada por el estilo, somos simplemente directivos que van a trabajar ad honorem al club y de tratar (de conseguir) éxitos deportivos”. Vignatti subrayó que “en el ámbito que se está manejando hoy somos ajenos”, en relación a la violencia, y dijo que los dirigentes intentan “colaborar con la Justicia y con la policía”.

El presidente colonista dijo que sobre el apriete de los barras “está actuando la Fiscalía” y que ellos, en tanto comisión directiva, deben ser “muy reservados para que las autoridades hagan lo que tienen que hacer”. El dirigente dijo que iba a presenciar la práctica del plantel y avaló la decisión de los jugadores de no entrenarse en la jornada de este miércoles.

En cuanto a la realización del partido contra Argentinos Juniors, previsto para el próximo lunes, afirmó que no corre riesgos. ”En una situación así se han sentido conmocionados y respetamos la decisión de los jugadores, pero no creo que el partido corra peligro”, añadió.

La causa judicial es llevada adelante por la fiscal Laura Urquiza, de la Unidad de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), quien ordenó un allanamiento en el predio 4 de Junio con el fin que se secuestren las cámaras de seguridad para intentar identificar a los hinchas violentos que el miércoles ingresaron al lugar de entrenamiento del club rojinegro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy