Abrieron un búnker camuflado con césped artificial y descubrieron un perturbante delito

Un búnker oculto bajo tierra en el interior de un depósito en Reino Unido albergó durante años un oscuro secreto, pero gracias a dos policías, el misterio salió a la luz. Una vez que las autoridades abrieron las puertas, que a su vez estaban cubiertas por césped artificial, fueron conducidos a un depósito donde se almacenaba marihuana de forma ilegal para su posterior venta.

Julio Iglesias Jr. presentó a su novia de una insólita manera y le llovieron las críticas en las redes

Según consignó The Sun, el caso de narcotráfico ya se presentó en un tribunal en Oxford, donde se divulgaron las fotografías del lugar. El acusado fue Akil Budini, un hombre de 40 años, quien mandó construir el sótano debajo del depósito en una propiedad en el vecindario de Cowley en esa misma ciudad y en donde, de acuerdo con las imágenes, escondía cannabis.

De acuerdo con otro medio local de Oxford, cuando la Policía allanó el búnker el año pasado, encontró varios kilos de cannabis en bolsas de plástico transparente junto con equipos de cultivo hidropónico. Hasta el momento, el aparente responsable estaría prófugo, ya que debía presentarse ante el tribunal luego de ser citado, pero nunca compareció.

Sin embargo, el juez de la causa no consideraría una pena de presidio y, en cambio, tomaría en cuenta la libertad condicional, acompañado de trabajo en la comunidad, según el medio local.

La asombrosa transformación de un búnker de drogas en una lujosa casa familiar

No es la primera vez que se descubren en Reino Unido establecimientos secretos donde diseñaban o almacenaban drogas. En Gales, un búnker de drogas abandonado en las afueras de Cardiff logró pasar de un lugar de desidia a un hogar. Según consignó Wales Online, la vivienda había estado desocupada durante años y más tarde se convirtió en un escondite de ocupantes ilegales. El interior de la casa estaba en un estado deplorable: paredes pintadas con grafitis, techos rotos y ventanas tapiadas.

Pero una mujer vio en esa propiedad en mal estado, la posibilidad de construir un hogar y así lo hizo. Al lugar abandonado iban adictos a consumir crack, de acuerdo con información de otro medio inglés. Las paredes estaban en pésimas condiciones, así como también el piso. De hecho, este último tenía tantos agujeros, que desde la planta baja de la casa podía verse el último piso de la edificación.

La propiedad tuvo varios destinos posibles. Primero iba a ser demolida para drenar un embalse cerca y construir una nueva urbanización, pero luego se tomó la decisión de destruirla solamente. No obstante, ninguna de las dos posibilidades ocurrieron y una mujer compró la propiedad en 2017.

El misterioso fenómeno del rebaño de ovejas que no para de caminar en círculos y generó todo tipo de especulaciones

Junto a su esposo, durante años pasaron frente a la casa y bromeaban acerca de la “casa ideal”, ya que pese a que sabían que estaba abandonada, la estructura les encantaba. El cambio se convirtió en un verdadero reto y el búnker en una exclusiva casa familiar con chimenea, una amplia cocina y sala de estar y un baño de lujo que fue noticia en varios medios británicos.

Deja una respuesta

Generated by Feedzy